5/7/17

Ilustración con acuarela, paso a paso

Se acerca el verano. Quiero compartir una ilustración que he hecho para un particular. Una particular, en este caso. Podéis ver los pasos que he seguido a continuación: lápiz, primeros tonos de acuarela y acabado final.




14/6/17

La partida del Siglo

Historia corta sobre Bobby Fischer (la segunda imagen, sin el texto). En estos momentos no estoy seguro de si inédita o no... ¿Algún editor se anima?





10/5/17

¡Sigue los números!

Quienes compren los libros del Kukurota  quizás se puedan entretener dibujando dinosaurios con algo de ayuda. Ahí va un ejemplo.



25/4/17

Homenaje a Leonard Cohen



Now the flames they followed joan of arc
As she came riding through the dark;
No moon to keep her armor bright,
No man to get her through this very smoky night.
She said, I'm tired of the war,
I want the kind of work I had before,
A wedding dress or something white
To wear upon my swollen appetite.

21/4/17

Número 1 en el New York Times y yo sin enterarme

¿Quién puede presumir de haber llegado a número uno en la lista de bestsellers del New York Times sin saberlo? ¡Aquí me tenéis!

Quizás la explicación completa desinfle la potente y engañosa frase de arranque (¡pero bueno, ya os he enganchado!). Allá voy:

Hace unos meses participé junto con un montón de autores en un álbum publicado en EEUU por IDW y DC dedicado a las víctimas de la masacre ocurrida en el club Pulse, en Orlando.  Este proyecto, titulado 'Love is Love', lo dirigió el escritor Marc Andreyko y los beneficios recaudados han sido para las víctimas.


Comparto la página con la que participé, escrita por G. Willow Wilson.


La invitación a participar me llegó a través de Jorge Iván Argiz de forma inesperada y repentina. "¿Te interesa participar? ¡Bien! Lo necesitamos para mañana". La tarde de domingo placentera que había planeado se convirtió en una pelea contrarreloj para llegar a tiempo. Coincidió, además, que esa misma semana me surgió un encargo de 140 ilustraciones con las que estuve lidiando los siguientes meses y relegó mi participación en el libro a un rinconcito muy apartado de mi mente. Hace poco, haciendo orden en mis archivos digitales, apareció la página. ¡Vaya! Aquel libro estaba ya publicado y había sido todo un éxito. Por tanto, orgullo por partida doble:  Por mi modesta contribución y, sobre todo, porque la causa lo merecía.

Love is love!